viernes, 27 de febrero de 2015

Desigual novela




Lem es un escritor conocido fundamental y casi únicamente por sus obras dedicadas a la ciencia-ficción. Como es un género que no me gusta ha sido para mí un autor desconocido hasta este libro que me ha suscitado reacciones contradictorias pues si, por una parte, hay capítulos en los que encuentras reflexiones y comportamientos interesantes, en otros -como sobre todo en el primero y el último- no he logrado saber qué es lo que me quería expresar.
He leído dos críticas muy positivas de la obra. En una se hace una alusión a La montaña mágica novela que, efectivamente, recuerda en algunos momentos y en un cierto tratamiento de la relación entre dos de los personajes, pero estando muy lejos de la gran obra de Mann. En la otra se resaltan también muchos de los valores que tiene y que yo tengo que reconocer que no he encontrado.
Aunque no coincida con gran parte de lo que se dice en ambas críticas, sí que me  han gustado del libro varias cosas: la atmósfera lograda del interior del sanatorio y del mundo físico circundante, algunas reflexiones sobre la escritura y la filosofía, algunas alusiones políticas (el libro está escrito en 1948 y no fue publicado hasta 1956) y el tratamiento que da al contexto histórico ya que, desarrollándose en 1940, este aparece en muy contadas ocasiones pero con la suficiente información (presencia de los SS en el sanatorio, llegada de enfermos de guerra y de enfermos provenientes de un campo de concentración, alguna referencia a lo que estaba pasando con los judíos) para que se tenga clara constancia de ello.
Sin embargo, tanto el capítulo que abre el libro con más de cincuenta páginas dedicadas a un entierro y a las relaciones familiares del protagonista, como el que lo cierra con la presencia de las SS y la tensión de una novela de acción, me han parecido que se salen de la tónica general de una novela que, en definitiva, me ha dejado esas sensaciones contradictorias de las que hablaba. En cualquier caso se intuye que se trata de alguien que tiene cosas que decir y que sabe hacerlo como demostrará posteriormente ya que este fue su primera novela lo que quizá explique algunas de sus imperfecciones o vacilaciones.
 
Stanislaw Lem, El hospital de la transfiguración

jueves, 26 de febrero de 2015

Homenaje a Pepe Rubianes




 
Vaya por delante mi rendida admiración por Rubianes. Ha sido la persona que más me ha hecho reír desde un escenario, a carcajadas, sin poder parar, hasta el llanto. Tiene un humor soez a menudo, sin pelos en la lengua (aún recuerdo una función en Palma donde terminó hablando de la familia real con una visión premonitoria), incisivo, tierno a veces, autobiográfico en muchas ocasiones (muy bien lo de reírse de sí mismo),…
La editorial Alrevés, en colaboración con la hermana de Pepe, nos presenta ahora, en el quinto aniversario de su fallecimiento, una selección de textos de los muchos que al parecer existen pues era muy aficionado a escribir de todo y en todo tipo de soportes. Hay varios en forma de monólogos que parecen preparados para ser dichos, poemas fundamentalmente de amor, un breve diccionario Rubianes, etc. Y en todo el material, mucha sensibilidad (espectacular el largo texto dedicado a ese maestro “rojo” Don Elías), mucha mala leche (el dedicado a Aznar especialmente) y mucho humor del de reírse a carcajadas (el taxista, el tabaco, la Navidad). Es decir, hay, como no podía ser de otra manera, mucho Pepe Rubianes.
Creo que el mejor homenaje que se le puede hacer es leer el libro y volver a ver, y ya no sé cuántas veces serán, su espectáculo Rubianes solamente con el que he pasado momentos de los más divertidos de mi vida.
Gracias a la editorial por tan feliz iniciativa y, por supuesto, gracias a Rubianes.
Tres breves ejemplos:
 “Sharon, la bola de mierda israelí.”
“Palurdo y borracho americano.“ (Bush)
“Aznar, el bigotudo babeante y sumiso”.
 
Pepe Rubianes, Después de despedirme. Inédito



miércoles, 25 de febrero de 2015

Documental imprescindible

¡Qué mierda de país!
Perdón por el exabrupto, pero es la frase que más me ha venido a la cabeza viendo este magnífico documental. A lo largo de más de dos horas asistimos, a partir del testimonio de algunos de sus protagonistas, amigos familiares y analistas, a la grosera manipulación policial y judicial que tuvo lugar en Barcelona con los hechos del 4F.
Es un documental imprescindible para ver hasta dónde tienen que cambiar cosas en este país, pero que al mismo tiempo que te hace pensar te produce sensaciones de distinto tipo, en mi caso: ansiedad, asco, rabia, impotencia y una profunda tristeza.


martes, 24 de febrero de 2015

El Cáucaso a principios del siglo XX



 
 
El autor fue objeto de un interesantísimo libro de más de 600 páginas, El orientalista, de Tom Reiss que consiste en una investigación sobre la vida de este particular personaje y escritor,  lo que da idea de que se trata de alguien especial. Leí  hace un par de años Alí y Nino, novela que se le atribuye, y llega ahora esta curiosa historia en la que, a pesar del título, el petróleo aparece solo para explicar la riqueza de algunos de sus protagonistas.
La novela se divide en tres partes diferenciadas por el lugar en el que se desarrolla. La primera, en Bakú ciudad de origen del narrador y protagonista (seguramente el mismo Essad); la segunda, en Turquestán e Irán donde se dirigirá con su padre huyendo de la revolución en Azerbaiyán; y la tercera, la huida definitiva por los cambios políticos en Bakú.
Asistimos así: a la vida de los magnates del petróleo en Bakú, los conflictos que causan en la zona la Primera Guerra Mundial y la revolución soviética, los problemas entre armenios y musulmanes, la vida en el desierto, etc. Todo ello desarrollándose, además, en una zona del mundo bastante desconocida sobre todo en esas dos primeras décadas del siglo XX y contado con la enorme agilidad narrativa que tiene este escritor. No importan tanto los personajes, como lo que les sucede tanto a ellos como  a su entorno.
Novela muy entretenida que se lee prácticamente como una novela de aventuras que es lo que es en el fondo.
Muy recomendable es también la lectura de la mencionada El orientalista que, a pesar de su extensión, resulta muy amena e interesante.
 
M.Essad Bey, Petróleo y sangre en Oriente

Útimas entradas en facebook y algunos tuits

Facebook
 
¿No asustan un poco algunas de las cosas que pasan en Alemania? y¿ no da un poco de miedo también la señora Merkel? A mí por lo menos sí me asustan y me dan miedo esas cosas y no las que les dan miedo a otros.
 Si al personaje de Woody Allen le entraban ganas de invadir Polonia cuando escuchaba la música de Wagner, a mí me entran de invadir Alemania al oír a Merkel o ver manifestaciones como la de Dresden.
 
 
"El caso es que a mí, a pesar de que me revienta el nacionalismo español (mucho más que el vasco o el catalán, qué le voy a hacer)..." Pablo Iglesias en 2008. Lo firmo hoy sin dudarlo e incluso sería mucho más duro.
 
 
Gran escenificación en la firma del Pacto antiterrorista. ¡Qué sinvergüenzas son los dos firmantes! ¿A quién pretenden engañar?
Rogelio Alonso, uno de los grandes expertos en el tema del terrorismo, dice que lo firmado no sirve para nada, que hay normas suficientes aunque, eso sí, la foto tiene gran "valor".
 
 
Como exmilitante (menos mal que solo hasta 1983) y exvotante socialista (esto hasta más tarde), siento vergüenza por lo que ha pasado y un profundo arrepentimiento por el tiempo perdido en su día.
Simancas: "Elegimos a Pedro Sánchez para que adoptara este tipo de decisiones". Esto es, para que fuese iron man o macho man, pero creo que al final será demolition man.
De verdad, qué poco nivel tienen la inmensa mayoría de los dirigentes del PSOE, por supuesto que Gómez incluido.
Ahora, puestos a intervenir por qué no lo hace Sánchez en Andalucía (ERE, Chaves, Griñán y todo lo que queda por salir).
 
 
Twitter
 
 
La gran austeridad de ese Rouco Valera protector de pederastas. ¡Ah! y con el dinero de todos.
 
El francés Manuel Valls como futuro de la socialdemocracia. Lo siento por mi hijo.
 
Rajoy detrás de Merkel como antes Aznar detrás de Bush. Espero que con el mismo resultado.
 
Lo mejor que puede hacer el PSOE es poner candidatos independientes en todas sus listas y buscar el apoyo de El País y Prisa.
 
De Guindos puteando a Grecia y Margallo hablando de la financiación de Putin a Podemos. ¿Se puede ser más impresentable?
 
Yo pensaba que ZP y su equipo eran muy deficientes, pero viendo a Snchz y el suyo, me parecen casi genios. Ese Hernando, esa Rodríguez, M.Luz.
 
Pero qué asco tan grande dan algunos "socialistas" de toda la vida: Glez., Rubalcaba, Leguina, y... (necesitaría 140.000 de caracteres).
 
 
¿Por qué Sofía cobra por el mismo "no trabajo" que su marido Juan Carlos un 40% menos?




lunes, 23 de febrero de 2015

La Rusia soviética vista por una escritora alemana


 
Libro difícilmente clasificable pues se trata de un viaje de la autora en 1964, formando parte de una delegación de la RDA, a Kazajstán y Siberia para ver los logros del socialismo y escribir unos artículos para la revista Forum. Nada especial si no se acompañase además el libro con fragmentos del diario personal de Reimann durante los mismos días.
La autora era en ese momento y a pesar de su juventud, apenas treinta años, una escritora muy conocida en su país e incluso con obra publicada en la URSS. El texto se beneficia de su buena escritura y ofrece también algunas cosas interesantes. Por un lado, una serie de críticas que, aunque a veces aparecen un poco veladas, no debían resultar fáciles para la época, así: las comilonas con las que eran obsequiados en todas partes, la música (“antimúsica marcial”), la arquitectura, sus acompañantes en el viaje (“¡Y gente así está en el Consejo Central!”) y al mismo Salin aunque, eso sí, en su diario íntimo. Por otra parte, también hay un cierto cántico a algunas conquistas del socialismo como: estudiantes de arquitectura construyendo durante el verano casas en un sovjós, la gran cantidad de científicos que “sirven al pueblo” o lo avanzado de los estudios de matemáticas.
Dos ejemplos de su visión positiva:
 
“Y esa certeza inamovible –viviremos en el comunismo- es lo que caracteriza a todos aquellos con los que hablamos; son perfectamente conscientes de lo que significa su trabajo aquí en Siberia, de adónde se dirigen sus esfuerzos, y además de su coraje y su entusiasmo tienen también magníficas condiciones materiales para construir el nuevo orden.” (105-106)
 
“El modelo socialista no es un seguro contra tragedias personales, pero al menos uno no está tan terriblemente solo.” (p.140)
 
Interesante, pues, un libro de estas características escrito por alguien que creía en el sistema y que, al mismo tiempo, veía que no era todo lo bueno que se decía. Además, tiene también su interés ver cómo se recibía a una delegación de un país “hermano” y la multitud de cifras grandiosas que se les daba.
De Reimann leí en su día la novela Los Hermanos que creo que es lo único traducido hasta ahora. Próximamente la misma editorial que este que comento publicará su gran novela póstuma.
 
Brigitte  Reimann, La verde luz de las estepas
 

domingo, 22 de febrero de 2015

Magnífico documental

Soy muy aficionado al cine documental que, además, en los últimos tiempos está dando unos productos espléndidos. No soy, sin embargo,  aficionado al hockey sobre hielo, es más, creo que sumando todos los minutos que haya podido ver de ese deporte no llegan a cinco, pero es que este documental lo toma como excusa para hablar de un montón de cosas tanto personales como políticas. Puedo decir que en algunos momentos me he emocionado con la emoción de sus protagonistas y siempre me ha interesado todo lo que se contaba. Magníficamente realizado y montado. Un lujo contar con este tipo de cine documental.
 
 

Artículos interesantes

Esta vez hay mucha variación temática en los artículos desde el periodismo a la infancia pasando por la UE o el PSOE, aunque la procedencia esté muy concentrada.
 
Muy bien Íñigo Sáenz de Ugarte sobre el periodismo.
 
Estupendo artículo de Joan Ridao sobre Grecia y España. (El País)
 
Me ha encantado el planteamiento previo de Elvira Lindo a su comentario sobre la gran película Boyhood. También claro está, lo que dice de esta. (El País)
 
Soledad Gallego vuelve a la carga con su crítica a la Unión Europea. (El País)
 
Un buen palo de Jesús Maraña al PSOE. No solo coincido con todo lo que se dice, sino que yo lo habría escrito con más dureza aún. Muy bien también el tema de las encuestas de El País. (infolibre.es)

jueves, 19 de febrero de 2015

Novelando un bombardeo




 
Esta peculiar novela, recuperada en 1999 tras su primera y única publicación en 1956,  relata un bombardeo sobre una desconocida ciudad alemana a lo largo de un período de tiempo de algo más de una hora, más en concreto, desde las 13.01 hasta las 14.10. Asistiremos de manera sincrónica a lo que sucede en diferentes espacios: una batería antiaérea, una estación subterránea de telégrafos, un sótano con varias personas que quedan incomunicadas, uno de los bombarderos estadounidenses, etc. En ellos se van entrecruzando una serie de historias y reacciones, desde la persecución de un saqueador a la búsqueda de uno de los pilotos que se ha arrojado en paracaídas pasando por una violación en uno de los sótanos.
El autor no ahorra descripciones muy desagradables de lo que supone la violencia de la guerra como por ejemplo esta que sucede al ser alcanzado un avión de los que bombardean:
 
“La culata de la ametralladora se deslizó de hombro del soldado de la torreta y le trituró la mandíbula. Perdió, casi sin dolor, treinta dientes. Un proyectil explosivo le reventó el pecho, hizo trizas sus pulmones, proyectándolos fuera de las costillas, y abrió una herida desde la clavícula derecha hasta la tetilla izquierda. Dos litros de sangre chorrearon sobre Strenehen (…)
Tocó la carne caliente y un trozo de la tráquea de le metió entre los dedos. Al introducir el torso en la torreta, sintió el azote del viento que penetraba por los parabrisas reventados y esparcía la sangre arrastrándola hasta su rostro. Los cristales de las gafas se tornaron opacos.”. (p.29)
 
Se trata, pues, de una novela claramente antibelicista que, en mi opinión, tiene el inconveniente de ser un tanto reiterativa en las situaciones, ya que emplea más de 200 páginas para relatar lo sucedido durante esa hora de bombardeo y en unos espacios muy concretos y cerrados. Además, y eso reconozco que no tiene por qué pasarle a todo el mundo, al ser la mayoría de los personajes anónimos, en más de una ocasión me he encontrado un tanto confundido de dónde  y a quién le sucedían las cosas.
En todo caso es una novela muy original en su planteamiento y muy arriesgada en su ejecución. A medida que la leía pensaba en que, seguramente, tendría una buena adaptación cinematográfica.
 
Gert Ledig, Represalia

miércoles, 18 de febrero de 2015

Otra forma de ver Oriente Próximio



“El “déficit de libertad” árabe, tal y como han demostrado los anteriores capítulos, se manifiesta en sí mismo de muchas maneras y en muchos lugares: desde los hogares, las escuelas y las universidades, hasta el mundo de los negocios y en la política. Los problemas de patriarcado, autocracia, intolerancia, discriminación, corrupción y la represión de la libertad de expresión están relacionados en cuanto que implican una negación de derechos, y una negación de la igualdad de derechos en particular”. (p.277)
 
Esta frase del último capítulo del libro resume muy bien cuál es su contenido. A lo largo de los nueve primeros capítulos el autor va desgranando los principales temas que afectan a la sociedad de la zona: educación, familia, política, medios de comunicación, etc., de tal manera que va describiendo muy bien los principales problemas que tienen y que constituyen un freno para su evolución. Solamente en el último capítulo trata el tema de la geopolítica y de las influencias exteriores que es, por otra parte, el habitual y casi único enfoque que se suele dar cuando se escribe sobre esa zona del mundo.
De todo ello resulta una interesante visión de Oriente Próximo –aquí usamos más la expresión Medio- porque, además, la base de las informaciones y las opiniones vertidas en el texto son entrevistas con personas de la zona de muy diversa procedencia tanto geográfica como profesional, eso sí, sin que haya entre ellos ningún dirigente político.
Un libro absolutamente recomendable para conocer algo mejor esa zona del mundo desde las que llegan informaciones casi a diario. Por cierto, el libro es anterior a las “primaveras árabes” y, de hecho, aunque se plantee su necesidad no se atisba en el texto la proximidad de tan grandes cambios lo que no significa que esté anticuado o que disminuya su interés. Otro aspecto a tener en cuenta es que no se incluye a Israel ni a Irán pues solo se habla del mundo árabe.
 
Brian Whitaker, ¿Qué sucede en Oriente Próximo?

lunes, 16 de febrero de 2015

Se me acabó John Fante, ¡qué pena!




 
Se recogen en este libro veinte relatos, de los que trece fueron publicados en 1940  y el resto posteriormente. El protagonista de la gran mayoría es el hijo mayor de una familia de inmigrantes italianos, es decir, el mismo de gran parte de los libros de Fante. Solamente los dos últimos tienen otros protagonistas, filipinos para más señas, lo que no deja de ser original sobre todo porque tienen el español como su idioma principal.
Ha sido una verdadera gozada, un placer inmenso volver a leer a Fante y volver a encontrarme con esos personajes y con sus historias. En el último año he leído, y por lo tanto publicado comentarios en el blog,  toda la obra traducida del autor. Estos relatos han sido lo último traducido y, desde luego, merecen mucho la pena. Están todos los temas de Fante en su tratamiento de la familia inmigrante italiana y de su proceso de integración en la sociedad estadounidense. También es una novela sobre el aprendizaje de un adolescente y, más adelante, de un joven. Las relaciones con los padres -con el padre principalmente-, con la religión católica (¡qué recuerdos me ha traído el relato en el que hace de monaguillo!), con esos amigos de tan variada procedencia, con los curas,… Un auténtico retrato de la América de la segunda década del siglo pasado.
Aunque se trate de relatos, en su conjunto se pueden casi considerar una novela y prácticamente leer como tal pues apenas cambian los personajes (incluso cuando cambia el nombre del protagonista), las circunstancias y el ambiente económico-social.
Todo ello escrito con el estilo característico de Fante, con su enorme facilidad para los diálogos jugosos e ingeniosos, para las descripciones visuales, y con una sensibilidad que le convierte en un escritor diferente, especial,  por lo que no me extraña que haya verdaderos “fantianos”.
Quien conozca al autor seguro que ya ha leído el libro y para quien no lo conozca es una buena primera lectura porque se manifiesta casi todo el mundo literario del autor.
Ahora solo me queda la relectura que tampoco está nada mal.
 
John Fante, El vino de la juventud

domingo, 15 de febrero de 2015

Artículos interesantes



Esta semana como es lógico la crisis en el PSOE se lleva la palma. Artículos desde diferentes perspectivas y medios.

Isaac Rosa hace un acertado análisis sobre la mediocridad de los políticos del PSOE. (eldiario.es)

Manuel Rico describe y valora lo sucedido con la destitución de Gómez. (infolibre.es)

Una buena reflexión de José Luis Pardo sobre la situación política. (El País)

Me parecen bien las dudas de Javier Cercas sobre la libertad de expresión cuando atacan a "los nuestros". (El País)

jueves, 12 de febrero de 2015

Un gran escritor español




No hace mucho que tuve la ocasión de comentar su última novela, En la orilla, y aproveché el momento para arrepentirme de haber abandonado un tanto a este autor que es, desde luego, uno de los mejores escritores actuales en lengua castellana. De hecho a mí es el que más me gusta sin desmerecer por ello a Cercas o Marías.
Tiene algo especial Chirbes en las historias que cuenta y en la forma de contarlas. En este caso, historias familiares vistas desde diferentes perspectivas a partir del uso de varios narradores que muestran, de alguna manera, aspectos de la realidad española no solo reciente sino desde los años sesenta. Dividida en varios capítulos sin numerar y sin ningún punto y aparte lo que podría suponer un riesgo de hacer la lectura farragosa; en absoluto es así. La capacidad narrativa del autor supera ese tipo de dificultades y la lectura resulta fluida y apasionante. Además, con esta estructura formal logra crear una atmósfera un tanto especial.
Tiene también el valor añadido de no efectuar juicios sumarísimos  de valor sobre los personajes, sino que procura mostrarlos dentro de la gama de los grises. Los hay mejores y alguno un poco peor, pero sin que la condena sea total y sin que haya matices que puedan incluso justificar algunos comportamientos.
Se ha dicho de Crematorio que es la mejor novela del siglo XXI. No creo que eso sea demasiado importante; sí lo es que se trata de una gran novela, de un ladrillo más en la gran obra que está edificando Chirbes y reconozco que fue un error dejarla pasar en su día. No me sucederá con la próxima.
En buen comentario con más detalles sobre el contenido en el cultural y una interesante entrevista en el suplemento de cultura del ABC.
En su día vi la serie de televisión basada en la novela. Está bastante bien realizada.
 
 
Rafael Chirbes, Crematorio

martes, 10 de febrero de 2015

Desconcertado



 “(…) lo indudable es que esta extraordinaria novela es un auténtico compendio de todos los grandes temas tabucchianos: la vida como laberinto inextricable, el viaje como metáfora de la búsqueda existencial, la ligazón entre historia individual y colectiva, el tiempo y  la muerte, los recovecos de la memoria y el olvido, con la habitual maestría del autor para barajar elementos heterogéneos y personajes inolvidables.” (Texto de la editorial en la contraportada).
Reconozco mi desconocimiento de la obra de Tabucchi del que solo he leído su  extraordinaria novela Sostiene Pereira. Puede ser que por eso me he quedado muy desconcertado con esta novela corta publicada póstumamente. Me metí mucho en las primeras cien páginas, me intrigaba la historia, esa búsqueda de Isabel por diferentes lugares y de una forma tan original,  pero las cincuenta finales me han dejado totalmente frío y tengo que reconocer que seguramente será porque no las he entendido al formar parte de un universo literario que desconozco.
Para un comentario más favorable dejo el enlace con el cultural.
 
 Antonio Tabucchi, Para Isabel. Un mandala

lunes, 9 de febrero de 2015

ANDAMIO

PODEMOS
 
Hace tiempo que no escribo un Andamio. Me cuesta volver a veces sobre lo mismo, pero lo que está pasando me invita a poner por escrito de nuevo mis reflexiones. Voy a hablar de Podemos (recuerdo que estoy inscrito y participo en las diferentes votaciones que plantean) y procuraré ir muy al grano pues son varios los puntos que quiero comentar.
Primero, la proclamada búsqueda de la eficacia tal y como presentaba Pablo Iglesias en sus propuestas sobre organización. No creía, ni creo que se sea más eficaz por formar un partido que cada vez se parece más a los ya existentes al menos en este aspecto. La máxima democracia interna, el mínimo control por parte de las direcciones es a largo plazo lo más eficaz porque es lo que lleva a la mayor participación y democracia. Eso sí, si lo que se busca es el corto plazo puede ser que tenga razón el hoy ya Secretario General. Pero entonces, si es así, si se está buscando la máxima eficacia, ¿cómo se le está dando un enfoque tan equivocado, y que terminará llevando inevitablemente a una fuerte sangría de votos, a los diferentes “asuntos” de Juan Carlos Monedero? Evidentemente que hay una “campaña”, han encontrado carne y no van a cejar hasta comérsela, pero a falta de explicaciones convincentes –y hasta ahora no las ha habido-, no se frenará. La gestión de este tema se está pareciendo demasiado a la tradicional de la casta para que no estemos preocupados y descontentos.
Segundo, el tema del programa o de su carencia que es una de las principales acusaciones que se hace al partido. Me parece que no está mal ir poco a poco y paso a paso elaborando propuestas sobre los distintos aspectos que implica una acción de gobierno. Quizá nos estemos pasando de frenada y el ritmo no responda a la necesidad de ir dando respuestas a temas acuciantes, pero lo importante es que aunque sea sin prisa también sea sin pausa. Dicho todo lo anterior, ¿qué sentido tienen las declaraciones del Secretario General en las que apuesta por la salida de la OTAN y la eliminación de la enseñanza concertada? ¿Son acaso temas prioritarios hoy en día? ¿Es viable hacerlo? ¿Se han adoptado ya las resoluciones en los órganos pertinentes? Tampoco creo que redunde en la eficacia abrir frentes en los que sería difícil ganar las batallas.
Finalmente, el gran tema de las coaliciones. Estos días se han hecho públicas varias encuestas: eldiario.es, el CIS y El País. En todas, entre los tres primeros partidos suelen sumar sobre el 80% de los votos. Sea Podemos, el 1º o el 2º (como dan en esas encuestas), su voto será decisivo para la formación de gobiernos en España y, por otras encuestas, también en Andalucía. Creo que ahí sí que se jugará una parte importante de las posibilidades de llegar a las elecciones generales con buenos resultados, porque la abstención será también una forma de votar. ¿Se podrá mantener que la decisión en cada caso se tome por parte de las asambleas correspondientes? (Tengamos en cuenta que de esas asambleas forma parte todo el que quiere y que, por tanto, puede haber verdaderas avalanchas de inscripciones “interesadas”.)
Dice Pedro Sánchez que Podemos se nutre de la desesperanza y la desafección. Otro gran error de quien va dando tumbos sin saber si optar a regenerar el capitalismo con la clase media o dejarlo como está con no se sabe quién.
Siento una gran desafección por políticos como el mencionado y todos aquellos que como él nos han traído hasta aquí, pero tengo puestas muchas esperanzas en Podemos, creo que si se hacen mínimamente bien las cosas se pueden empezar a producir cambios importantes. No va a ser fácil y por eso es tan importante que la gente participe y que esa participación sea verdaderamente efectiva.
 
 
CINE Y SERIES
 
Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que tendré que dejar fuera más de una película.
 
Series
 
Sigue la racha de buenas series.
 
The honourable woman. Estupenda serie británica con el conflicto de Oriente medio de fondo.
Masters of sex. La tercera temporada, dentro de una media alta, tiene un par de capítulos realmente espléndidos.
Silk. Magnífica serie británica sobre el mundo de la justicia que permite, además, descubrir un sistema tan diferente tanto del nuestro como del más conocido de USA.
The Newsroom. Desgraciadamente la última temporada de esta serie que a mí particularmente me encantaba aunque sé que ha tenido críticas adversas. En los momentos actuales, todo lo que trate sobre el periodismo y la comunicación creo que es interesante porque por ahí se va a ventilar parte del futuro.
Olive Kitteridge. Un buen melodrama con estupendas interpretaciones.
Boardwalk Empire. También la última temporada y, en mi opinión, mucho mejor que las dos anteriores. Buen final para una serie muy desigual.
Homeland. Una muestra de que en Estados Unidos tienen unos guionistas excepcionales. Además, acabo de leer un libro sobre el estado islámico y las implicaciones de Pakistán en todo el tema de Al Qaeda que parece sacado de la serie.
Borgen. Actualmente estoy viendo la primera temporada de esta serie danesa. Interesantísima y comprometida visión de la política.
 
Cine
 
También he tenido ocasión de ver varias películas muy interesantes.
 
Relatos salvajes. Buen cine argentino. Me identifico con los protagonistas de dos de los relatos.
Dos días una noche. Cine social belga sin concesiones.
El amor es extraño. A medio camino entre la comedia y el melodrama. Una bonita película.
Invencible. Entretenida pero un poco demasiado “americana”. ¿Es posible aguantar tanto sufrimiento?
Magia a la luz de la luna. Woody Allen siempre ofrece algo diferente aunque es este caso sea poco.
Descifrando enigma. Muy interesante por lo que tiene de conocer una realidad tan conservadora como la británica.
Birdman. Una primera hora realmente extraordinaria, pero luego me defraudó y me aburrió un poco. Demasiado “surrealismo”.
 
Como se ve hay para muchas horas de entretenimiento del bueno.
 

domingo, 8 de febrero de 2015

Artículos interesantes

Esta vez sí estoy bastante de acuerdo con la opinión de Santos Juliá sobre la necesaria rendición de cuentas por parte de los dirigentes de los nuevos partidos. (El País)

Magnífico artículo de Soledad Gallego sobre la necesidad de cambiar el funcionamiento de varias cosas en la UE a partir del "caso griego". (El País)
 
Ignacio Escolar hace un repaso sintético y bastante neutral sobre el caso Monedero y las actuaciones de algunos poderes. (eldiario.es)
 
Otro buen artículo sobre las encuestas lo publica hoy Luis Arroyo. Menos técnico que los que puse el otro día, pero bastante claro sobre lo que están manifestando y sus consecuencias. (infolibre.es)

sábado, 7 de febrero de 2015

Citas últimas lecturas

 
Pesimismo, temor
 
“…los hombres vacilan menos en hacer daño a quien se hace amar que a quien se hace temer, pues el amor emana de una vinculación basada en la obligación, la cual (por la maldad humana) queda rota siempre que la propia utilidad da motivo para ello, mientras que el temor emana del miedo al castigo, lo cual jamás te abandona”.
Maquiavelo citado en
Lucien Jerphagnon, Elogio del pesimismo. Cualquier tiempo pasado fue mejor
 
 
Pesimismo
 
“El mejor de los mundos es sólo el menos malo”
Vladimir Jankélévitch citado en
Lucien Jerphagnon, Elogio del pesimismo. Cualquier tiempo pasado fue mejor
 
 
Felicidad
 
“La felicidad es inasible; la sabiduría de los individuos sabe que la felicidad no existe más que en el recuerdo…sólo después nos damos cuenta de que en tal o cual época fuimos felices sin saberlo”.
Paul Veyne citado en
Lucien Jerphagnon, Elogio del pesimismo. Cualquier tiempo pasado fue mejor
 
 
Memoria, inteligencia
 
“El tonto que tiene buena memoria está lleno de pensamientos y de datos, pero es incapaz de sacar conclusiones”.
Vauvernagues citado en
Lucien Jerphagnon, Elogio del pesimismo. Cualquier tiempo pasado fue mejor
 
 
Edad
 
La edad no es medida de inteligencia, ni de verdad, ni de nada, como no sea haberse cuidado mucho y tener buena suerte…
Gregorio Morán, El cura y los mandarines
 
 
Literatura
 
¿pero no habíamos quedado en que la literatura debe juzgarse por encima de las debilidades de ese personaje detestable al que llamamos autor?
Gregorio Morán, El cura y los mandarines 
 
 
Intelectual
 
“¿Cuál es la definición de intelectual? Un intelectual es aquella persona para la cual los problemas políticos son, ante todo, problemas morales”.
Max Aub citado en
Gregorio Morán, El cura y los mandarines

viernes, 6 de febrero de 2015

Gran libro sobre jazz




“Muchas escenas nacen de episodios legendarios o famosos: por ejemplo, que le saltaran los dientes a Chet Baker. Tales episodios pertenecen al repertorio habitual de anécdotas e informaciones, en otras palabras, son standards, de los cuales doy mi propia versión, expongo los hechos esenciales con mayor o menor brevedad y luego improviso a partir de ellos, en algunos casos, alejándome del todo. Así quizá no sea fiel a la verdad, pero, una vez más, me mantengo fiel a las prerrogativas formales de la improvisación. Algunos episodios ni siquiera nacen de hechos reales: estas escenas inventadas pueden considerarse composiciones originales (aunque en ocasiones incluyan citas a los músicos aludidos)” (p.10)
Verdadera declaración de intenciones de Dyer. en el Prefacio que luego va cumpliendo a rajatabla en este libro por tantas cosas magnífico.
He leído unos cuantos libros sobre el jazz y sus intérpretes, pero ninguno me ha emocionado tanto y al mismo tiempo me ha hecho pasarlo mal como este.
“Tan maravilloso   que duele (…) Evoca las vidas de los músicos de tal manera que puedes saborear el whisky, oler las colillas pisoteadas, oír el suave chasqueo de las válvulas, las toses y los pies que se arrastran entre toma y toma”. (Jonatahn Lethem en la solapa)
Efectivamente, dolor es lo que se siente en algunos momentos porque los fragmentos de vida y las escenas que ha compuesto Dyer tienen muchas veces el alcohol, las drogas, la frustración, la cárcel e incluso la violencia como protagonistas.
Lester Young en la cárcel militar o ciego de sustancias; Thelonious Monk capaz de estar horas y horas en silencio o días y días caminado, capaz también de ir a la cárcel por no delatar a Bud Powell; este mismo Powell destruido ya a los veinticinco años por un golpe recibido en el cráneo; Ben Webster viajando por Europa con su lágrima fácil y su alcohol; Charles Mingus comiendo a todas horas y haciendo dietas, o abroncando a sus músicos y al público; la ternura de Chet Baker quien siempre “parecía estar yéndose” (por cierto qué documental más maravilloso sobre su vida, Let’s get lost), y finalmente, qué duro resulta leer las páginas dedicadas a Art Pepper.
Estos son los seis músicos sobre los que escribe Dyer aunque en el libro salgan algunos más. Además, hay un Epílogo, Tradición, influencia e innovación,  en el que pretende teorizar y dar algunas explicaciones que resultan también muy interesantes.
“El único libro de jazz que le recomendaría a mis amigos” (Keith Jarret en la portada del libro). Desde luego, en mi caso, no sería el único, pero sí el primero que recomendaría. He disfrutado mucho.
Por cierto, si alguien ha visto la película Whiplash recientemente estrenada y que también recomiendo encarecidamente le sonará a conocida la siguiente cita del libro:
 
(…) Mingus buscaba músicos que dieran una versión de él en diferentes instrumentos. Descontento siempre con los baterías, acababa de humillar públicamente a su percusionista cuando conoció a un chaval llamado Dannie Richmond, que solo hacía un año que tocaba la batería. Mingus le obligó a tocar exactamente como él quería, lo moldeó a su imagen.
-No toques esas virguerías de mierda, tío, es mi solo.
Dannie se quedó con él veinte años y encontró su identidad musical sometiéndose a la de Mingus. (p.111)
 
Geoff Dyer, Pero hermoso. Un libro de jazz

jueves, 5 de febrero de 2015

Artículos interesantes

La publicación de la encuesta del CIS ha dado lugar a dos interesantes artículos ambos en El País del 4 de febrero.

José Ramón Montero e Ignacio Lago analizan el sistema electoral español y muestran las dificultades que plantea para que Podemos pueda obtener una mayoría parlamentaria.

Ignacio Urquizu cuestiona la estimación de voto hecha en la encuesta del CIS.

Mankell en África




 
Es raro leer a Mankell sin que esté presente  Wallander, pero tampoco es la primera vez que lo hago. Mankell es un novelista con varios centros de interés y el de este libro, África, es uno de ellos y seguramente de los más queridos. Ha trabajado en Mozambique y desarrollado varios de sus  libros por esas latitudes.
En este caso se trata de una historia que sucede en Zambia en los setenta y en el norte de Suecia en los cincuenta pues de ahí es el protagonista. El autor nos va contando el proceso que le terminará llevando a un lugar tan alejado donde cambiará radicalmente su vida. Yo a medida que iba leyendo me iba acordando en muchos momentos de aquellas películas de los sesenta e incluso antes sobre Kenia y el Mau-Mau.
Enormemente entretenida y bastante interesante por el planteamiento que hace Mankell del tema del racismo de los blancos, pero también, aunque desde otra perspectiva, de los negros. Hay una crítica de la colonización y de algunas formas de gobierno posteriores. Me ha encantado sobre todo la fuerte crítica que hace de las organizaciones “humanitarias” oficiales. Muy bien contada y organizada la trama y los dos niveles espacio-temporales en los que sucede la historia. Sobre su estilo, poco que decir pues es el habitual y ya he comentado muchos de sus libros en el blog, donde también ha aparecido entre mis autores favoritos.
Un buen comentario en este enlace.
 
Henning Mankell, El ojo del leopardo

miércoles, 4 de febrero de 2015

Más sobre el genocidio camboyano



Son bastante escasas las traducciones de libros sobre la represión de la época de Pol Pot y los jemeres rojos en Camboya escritos por quienes la padecieron directamente. De hecho este es el tercero que conozco tras los de Rithy Panh y Denise Affonço ya comentados en el blog.
De esta escasez deriva el relatico interés que pueda tener este libro. Su protagonista tuvo que abandonar su casa junto con su mujer y trabajar en el campo de diferentes aldeas. Esta experiencia es la que relata en el libro con una escritura extraordinariamente sencilla seguramente debido a que lo escribió en inglés que no es su lengua materna.
Hay algunas informaciones interesantes sobre la vida cotidiana bajo el nuevo régimen, una reconstrucción de un mitin que les dio un alto representante del régimen y también un buen relato sobre los momentos finales con la presencia de las tropas vietnamitas.
En todo caso, es un texto muy alejado de los otros dos que ha leído tanto en informaciones como, sobre todo, en intensidad emotiva. Sotha tiene una forma de narrar un tanto impersonal y solo en algunos momentos deja aparecer su rabia y su padecer.
Sobre este tema por el momento son muy superiores los documentales que se han hecho a los testimonios escritos (bueno, claro, los traducidos). Para mí, el documental S-21 de Rithy Panh es de lo más impactante que he visto nunca.
De todas formas, es un libro bastante útil para quien quiera acercarse a esa realidad y luego se pude completar con los otros citados.
 
Sam Sotha, A la sombra de un silencioso lugar de exterminio

martes, 3 de febrero de 2015

Conociendo más a Knut Hamsun




 
Hace poco comentaba Hambre la primera novela escrita por Hamsun y también la primera que yo leía. En ella se manifestaba la soledad del protagonista en la ciudad y un amor difícil. En Pan, segunda del autor y segunda que leo, es la naturaleza la gran protagonista, con una visión muy positiva: el transcurso de las diferentes estaciones, el bosque con sus frutos y animales, el clima.
En ella se desarrolla también una historia de amor que, sin ser tan trágica como en el libro anterior, tampoco resulta demasiado buena para el joven teniente protagonista. Por cierto el título no se refiere al alimento, se podría pensar así dado el título de su anterior libro, sino al dios de los bosques.
Tiene algo este escritor tanto en sus temas como en su forma de contarlos que fascina, que mantiene la tensión y el interés en casi todas sus páginas, pocas por otra parte porque como en la anterior novela apenas son 160.
Tengo ya pendientes otros dos libros de Hamsun. Me ha gustado descubrir aunque sea muy tarde a este gran escritor que, independientemente de su ideología, tiene una gran capacidad de comunicación y que, desde luego, resulta muy novedoso para su época pues las dos novelas citadas son de finales del siglo XIX.
Un comentario más amplio en el siguiente enlace.
 
Knut Hamsun, Pan